Presentación de su cocinero & sumiller

Un celestial maridaje entre la comida y los vinos

Con la unión de dos conocedores de la gastronomía de prestigio (el sumiller jefe Mike Germon y el jefe de cocina Younesse Bouakkaoui) hemos logrado plasmar la visión de elevar al restaurante La Table de Montaigne a las más altas cotas de la gastronomía.

El cocinero del restaurante La Table de Montaigne se inspira en la inmensa riqueza de la cocina francesa sin desvirtuar en lo más mínimo su esencia. Las creaciones del cocinero Younesse Bouakkaoui son el resultado diaria de la inspiración.

 

Su creatividad se basa principalmente en el respeto que tiene por sus ingredientes y por el patrimonio culinario tradicional, dándole un enfoque muy personal a la cocina y brindando a los comensales la oportunidad de experimentar los sutiles sabores y colores que caracterizan cada una de las cuatro estaciones.

 

El cocinero llegó a la cocina de La Table de Montaigne en 2018 para hacer frente a un reto extraordinario: el de crear un equipo que compartiese su enfoque de la cocina y ofrecer platos excepcionales tanto a aquellos que se alojan en el hotel como a los que no.

 

A Younesse Bouakkaoui le encanta compartir con sus equipos sus habilidades y su pasión, transmitiendo a través de sus platos, su creatividad y su filosofía de vida.

 

El cocinero demostrará cómo disfruta de poder presentar unos productos de temporada que reflejan toda la sutileza, la discreción y la elegancia que caracterizan su visión de la gastronomía.

La historia del jefe de cocina Younesse Bouakkaoui

Younesse Bouakkaoui procede de la zona vitivinícola francesa del Médoc. Tras una serie de experiencias muy variadas, en 2005 decidió incorporar una casa importante de Médoc: Cordeillan Bages.

Trabajó codo con codo con Thierry Marx y con Jean-Luc Rocha. Se quedó en esta institución girondina durante siete años. Estos dos grandes nombres de la gastronomía enriquecieron sus conocimientos y le dieron unos recuerdos muy hermosos. Para él, Thierry Marx llegaría a ser su "experiencia humana más bella".

En 2012, el talento y la ambición del cocinero llamaron la atención del propietario del Château Raba, en Talence, Christophe San José, que en ese momento regentaba también el establecimiento. El cocinero propuso una cocina creativa e inventiva que no tardó en hacerse notar tanto entre los amantes de la buena cocina como entre los profesionales de la prensa especializada.

Tras sus años de trabajo en Domaine de Raba, Younesse Bouakkaoui aprovechó la oportunidad para conocer a Christophe San José y desvelar todos sus conocimientos y su buen hacer hasta convertir el restaurante de La Table de Montaigne en un punto de referencia de la gastronomía de Burdeos.